ELEGIR LA MIRA CORRECTA PARA NUESTRO RIFLE DE CAZA

De forma general podemos decir que los elementos de puntería para los rifles de caza son punto de mira y alza metálicos (miras abiertas), miras con diopter (miras cerradas), y miras ópticas (telescópicas). Las miras abiertas, sean de la clase que sean, suelen venir instaladas ya de fábrica en muchos rifles, los otros tipos de miras, por regla general, las deberá de comprar e instalar el dueño del rifle.

Miras abiertas

Las miras abiertas se componen de dos piezas independientes: un alza y un punto de mira delantero. El alza o elemento posterior es básicamente una lámina de metal montada transversalmente en que se ha hecho una muesca en forma de "V" o "U". Se asegura generalmente mediante una entalladura en cola de milano o se atornilla sobre el cañón del rifle hacia la parte de la recámara de modo que la muesca, al encarar el rifle, se alinee con el ojo del tirador. El punto de mira delantero toma la forma de lámina vertical o poste ensamblado a cola de milano, atornillado, o soldado muy cerca de la salida del proyectil o boca del cañón, a menudo sobre algún tipo de rampa. Esta protegido a veces por una cilindro o túnel desprendible del metal. La idea es centrar el poste delantero en la muesca posterior, ocultando casi todo el punto de mira, excepto el extremo superior, con el alza o tapa de la vista posterior (según lo ve el ojo del tirador). Cuando está afinado correctamente, la bala debe golpear ligeramente por encima de donde indica el punto de mira delantero.

Un punto dorado, de marfil, o coloreado en rojo se pone a menudo en la parte superior del punto de mira para realzar la visibilidad con luz débil. He utilizado todos los éstos, y para la caza prefiero el grano tradicional dorado (una aleación de cobre amarillo), pues dura más que granos plásticos coloreados.

El inconveniente que encuentro en todos los puntos de mira luminosos es que están hechos para coger puntería en sitios de poca luz. Su superficie curvada cuando apuntamos en una dirección con mucha luz, es que la refleja y le convierte en un punto que apunta falso. Ésta es una razón por la que el negro mate, en un punto de mira plano rematado con un punto hundido es el tipo más exacto. Desafortunadamente, es también el menos visible con luz débil.

El tipo más común para el alza en miras abiertas, que traen a menudo los rifles montados de fábrica, consiste en una simple lámina, que vista desde la parte posterior muestra una muesca en forma de "U", ensamblada a cola de milano sobre el cañón. Estas vistas, generalmente, ajustan la elevación por medio de un resorte móvil y marcado sujetándose lateralmente en su muesca de montaje.

Otros tipos bastante comunes de alza en miras abiertas, son el buckhorn, y el semi-buckhorn. El tipo buckhorn parece un alza estándar con una muesca pequeña en "V" y alas grandes que suben a cada lado y que obligan a la mirada a ir casi directamente al centro. La presentación es algo así como una media luna bastante cerrada con los cuernos hacia arriba


En la forma de alza semi-buckhorn los cuernos o alas laterales no se cierran tanto siendo más cortos. La muesca en forma de “U” suele ser más pequeña y por tanto proporcionando más precisión siendo la forma de apuntar hacia el centro de donde queremos el impacto

Hay, por supuesto, muchas variaciones y algún alza dispone de un tornillo ajustable para sujetar el desvío lateral y la elevación.


Como cualquier otro tipo de miras, las abiertas tienen ventajas y desventajas. Entre las ventajas están los siguientes:

Pero tiene las desventajas siguientes.

Por todas estas razones, las miras abiertas simples del tipo provisto en la mayoría de los rifles de fábrica son las menos versátiles y menos exactas de las miras encontradas en un rifle. En las manos de un tirador experto puede ser que permita tiros hasta los 200 metros a un animal de caza de tamaño medio-grande. En las manos de un cazador medio su uso se debe limitar sobre los 100 metros. Mi consejo es que se utilicen lo menos posible, solo como miras de emergencia, en el caso de que el sistema de puntería principal se haya estropeado. Afine las miras abiertas, por supuesto, y disponga de un rifle de repuesto con miras decentes.

La mira de los rifles express es un tipo de mira abierta que sigue siendo útil. Consiste en un alza muy bajo, con muesca en forma de "V" (generalmente con una línea blanca que marca el fondo del "V") combinado con punto de mira grande, de color oro o blanco.


El rifle express tiene una mira especializada diseñada para la caza peligrosa. Fue desarrollado por los británicos, que tenían gran afición por la caza africana y asiática peligrosa, y que no querían ser comidos o pisoteados. Su propósito no es permitir un disparo muy preciso si no que el rifle fuera manejado como una escopeta para parar la carga de un animal peligroso en una distancia muy corta sin tiempo para apuntar. En ese caso no se hacen caso de las miras, y su utilidad es simplemente que interfiere menos que otras.


Miras cerradas

Como las miras abiertas, las cerradas suelen ser metálicas. También se llaman las miras con diopter. Pueden utilizar un punto de mira similar o idéntica al de las miras abiertas, pero el alza es simplemente un anillo montado cerca del ojo del tirador llamado diopter. Este anillo se monta sobre el metal del rifle muy cerca del ojo del tirador o incluso sobre la madera de la culata, dependiendo del tipo de rifle.

El tirador mira a través del diopter o anillo, procurando centrar la mirada en el punto de mira al que llevará sobre el blanco. El ajuste visual sigue siendo imposible ya que no se puede enfocar a la vez el punto de mira y el blanco, pero es menor que enfocar los tres puntos requeridos en las miras abiertas. El ojo se centra de forma automática en la abertura posterior, que se ve solamente como un anillo fantasmal.

No utilice un diopter con un agujero minúsculo en el campo para cazar. Pues si bien aumentan la profundidad del campo, disminuyen la luz que llega al ojo y también el campo visual.

Cuanto más cercano esta el diopter al ojo, más rápida es su utilización.. También disponen de más distancia entre punto de mira y diopter, que es un factor potencial de precisión. Pero nunca deben ser utilizadas en rifles de gran potencia, donde el retroceso y el salto consiguiente del arma pueden dañar el ojo.

Porque son ópticamente superiores a las miras abiertas, las miras cerradas son más exactas. Un buen tirador debe deberá agrupar los disparos a 100 metros quizás un 33% más que con miras abiertas. Las miras cerradas también tapan mucho menos el blanco y los alrededores que las miras abiertas, y son más rápidas para apuntar. La mayoría de los diseños de las miras cerradas permiten ajustes exactos, de lateralidad y de elevación. Probablemente las miras cerradas usadas en los rifles militares son las mejores y más practicas para el cazador. Muchos, hace años, antes del uso generalizado de los visores telescópicos utilizaron estas miras para la caza.

Vistas telescópicas

Un visor telescópico convencional ofrece, por definición, amplificación del blanco a distancias largas, claridad y la más fina precisión de todas las miras. Es cierto que puede ser afectado por el tiempo inclemente, tal como lluvia fuerte, pero normalmente no suele suceder. Vivo en sitio lluvioso donde la mayor parte de las cacerías se hacen con lluvia. Soy bastante cuidadoso con mis armas y visores, y puedo asegurar que nunca he dejado de disparar tiro porque los lentes de mis visor estaban tan mojados que no podía apuntar por ellos.

El atributo más importante del visor telescópico es ese que pone el blanco y la retícula del visor en el mismo plano óptico. El ojo no tiene ninguna necesidad de esforzarse para enfocar dos o más objetos a distancias diferentes.

Usar el visor nos transmite la impresión de que podemos poner la bala de forma fácil en el sitio donde se cruzan los hilos. La mirada a través de un visor telescópico de buena calidad es luminosa y clara, con todo los objetos en el mismo plano óptico.

Los visores son también bastante duraderos, cosa que sorprende a los poco conocedores. Probablemente un visor mantendrá más tiempo su alineación que las miras abiertas en la mayoría de los rifles.


Las vistas telescópicas cuentan con las ventajas siguientes:

Pero los visores telescópicos tienen también desventajas:

Teorías aparte, cuando alguien con amplia experiencia en caza usando todo tipo de miras se decide por el visor telescópico, es por que le encuentra la opción más apropiada y práctica. En 1900 las miras telescópicas para caza eran raras de ver. En 1950 muchos cazadores ya habían adoptado las miras telescópicas, aunque muchos todavía usaban otras miras. Hoy la mira telescópica es la opción casi universal de los cazadores serios.